Irene Martinez
Bram Van Belde

Bram Van Belde pinta lo que realmente quiere, se deja llevar sin importarle la técnica, la composición del cuadro y pinta lo que le dicta el pincel.
Hace un planteamiento curioso de su obra, de tal manera que piensa que se va a perder con a lo largo de los años, yo pienso que una obra por mucho años que pasen no se puede perder en sí, se puede eliminar algún que otro rastro de pintura pero la idea, la técnica o el sentimiento del artista siempre prevalece pase lo que pase.

Solo le interesa su sentimiento cuando está pintando una experiencia de la cual no me había fijado porque cuando yo pinto tengo una ligera idea de mis sentimientos pero nunca he llegado a tal punto de experimentar un sentimiento cualquiera en una obra nueva, estoy con la idea de “mas blanco, mas azul oscuro” pero todavía no he llegado a ese nivel.
Tiene merito no saber lo que va a salir cuando se comienza un cuadro nuevo, es gratificante ver el proceso de tu obra cuando va viento en popa o eso se cree uno.



0 Responses

Publicar un comentario